Blog

Entrevista a Elías de los Reyes, Director saliente de la ETSIT Valencia (entrevista completa)

(Puedes consultar el blog de Elías en www.eliasdelosreyes.es)

Tras 10 años al frente de la ETSIT, Elías de los Reyes afronta un nuevo reto: presentarse como candidato a rector de la Universidad Politécnica de Valencia. La ilusión, la confianza y, sobre todo, la satisfacción de saber que puede aportar cosas importantes en este nuevo camino que va a emprender, respaldan una decisión que marca un punto de inflexión en la dilatada trayectoria profesional de este ingeniero. Su sitio siempre estará en la Escuela porque como él dice “son sus raíces”.

¿Cómo valoraría estos 10 años al frente de la Escuela?

Empecé en el 98 como director del centro. Me he presentado en dos ocasiones con dos excelentes candidatos alternativos y llevo ya 10 años, dos legislaturas, y considero que es un tiempo suficiente para dejar paso a personas más jóvenes que puedan relanzar el modelo de escuela que queremos que esté en marcha.

¿Qué camino va a emprender ahora?

Me encuentro con mucha ilusión y con mucha fuerza para iniciar otra etapa. Ahora, como mi rector actual, el excelentísimo señor Juan Juliá, ya lo ha manifestado públicamente, tanto en el consejo de gobierno como en los medios de comunicación, quiero anunciar mi intención de presentarme como candidato a rector de la Universidad Politécnica de Valencia para las próximas elecciones que se celebrarán a principios de 2009. Es un reto de futuro importante. Tengo la experiencia administrativa, científica y profesional suficientes como para ofertar un programa de gobierno para la universidad que enriquezca a la propia universidad y que enriquezca a la Comunidad Autónoma en la que estamos inmersos.

¿Podemos decir que se aleja del mundo de la docencia para involucrarse en la política?

Yo no creo en otra política que no sea la política universitaria. Para mí política es gestionar recursos para que una institución mejore en su funcionamiento. En este caso, sí que estoy interesado en la política, pero no en la de tipo convencional, en la política partidista, porque yo soy profundamente universitario, y como tal, me gusta analizar las situaciones y no sería capaz de seguir la disciplina de voto que me impondría un partido político. No soy político en el sentido estricto pero sí en el sentido de la gestión universitaria.

Tras dos legislaturas deja la dirección ¿podemos hablar de que ha cumplido una etapa?

Yo creo que es bueno, es higiénico para la institución, el limitar los mandatos a dos etapas, que es lo que he hecho. En todo este tiempo, justo desde el inicio de mi mandato en la escuela, hemos creado un modelo de universidad, de escuela, muy conectado a la sociedad.

Un ejemplo de ello, es la puesta en marcha de la Noche de las Telecomunicaciones Valencianas, un evento que cumple ahora 10 años y que ha logrado consolidarse. Hoy en día, nadie puede imaginarse la socioeconomía valenciana de las telecomunicaciones sin que se celebre este acontecimiento en el que el sector académico y la administración están juntos para debatir el presente y el futuro de las telecomunicaciones.

Asimismo, hemos puesto en marcha las Aulas de Empresa. Durante dos veces al año, cedemos las aulas a empresas valencianas para que enseñen y muestren de primera mano, a los alumnos de 4º y 5º curso, cómo funciona una empresa de verdad, su estructura interna, su forma de organización, cuál es el objetivo de negocio, de forma que los estudiantes de teleco puedan participar de lo que es la economía real.

Otra acción importante a nivel nacional es la participación de la Escuela en Telecomunicación I+D, el evento sectorial de investigación y desarrollo más importante que se celebra en nuestro país. El año pasado fuimos los organizadores de este acto, un hecho que nos llenó de satisfacción teniendo en cuenta que nunca antes se había celebrado fuera del Ministerio de Industria en Madrid. Valencia inauguró esta nueva organización itinerante el año pasado y Bilbao tomará el relevo en 2008.

Todo esto significa conectar la universidad con la sociedad pero tampoco hay que descuidar el funcionamiento interno de la propia escuela. En este sentido, hemos conseguido que nuestra escuela sea una de las mejores escuelas de telecomunicación del país. Tiene los mejores ratios de publicaciones en revistas científicas de toda la Universidad Politécnica. Esta escuela se creó en 1987 y por lo tanto es una escuela joven. Competir con grandes competidores y amigos como son las escuelas de Caminos, de Agrónomos o las de Industriales que tienen una larga tradición, significa tener que superarnos continuamente. La verdad es que disponemos de un capital humano y un personal, tanto de profesores como personal de administración y de servicios magnífico. Nosotros nos hemos ocupado de la parte interna de la escuela pero también hemos iniciado acciones de proyección de nuestra actividad hacia el mundo exterior.

¿En qué ha cambiado la Escuela desde que fue nombrado director en 1998?

Ha cambiado en muchas cosas. La primera que se me ocurre a modo de broma es que el director era pelirrojo cuando entró y ahora tiene el pelo blanco. La segunda es que hemos mejorado en todos los procesos, es decir, mi intención desde que entré como director de esta escuela ha sido la de gobernar para todo el mundo, para los que me votaron y para aquellos que no creían en el proyecto que yo presentaba. Mi intención ha sido hacer ostensible que el gobierno de la escuela era un gobierno para la mejora genérica de la institución. En ese sentido, cuando yo recibí la escuela de la mano de Antonio Alabau, me comentó que la falta de espacio era uno de los principales problemas de la escuela. Estábamos en el boom de las telecomunicaciones, había una gran cantidad de alumnos y laboratorios y muy poco sitio. Mi primera actuación fue la de intentar generar más espacio dividiendo aulas que eran arquitectónicas. De este modo, conseguimos más aulas. Aún así no fue suficiente e hicimos una ampliación de la escuela dotándola de 5 aulas nuevas compatibles con un espacio habilitado para hacer exámenes. Tanto la universidad como la legislación nos ayudaron en este sentido creando los institutos universitarios -LERU- y de la escuela surgieron iniciativas para la constitución de 3 institutos universitarios: ITACA, ITEAM y el instituto de Nanofotónica. Con esto, los espacios de investigación que antes se desarrollaban en la escuela ganaron espacio y fueron a la Ciudad Politécnica de la Innovación, liberando espacio. A esto hay que añadir que hace poco se han adjudicado las obras para la ampliación de la escuela de ingenieros de Telecomunicación, una medida que dejará tranquila a la escuela en términos de espacio durante los próximos años. Por lo tanto, esta reivindicación se consigue pero no es la única. La escuela tenía más problemas estructurales, de calidad de la docencia, aspectos que han ido mejorando gracias al papel realizado por nuestros técnicos, de los mejores de la Universidad Politécnica, quienes han ido obteniendo recursos externos mediante subvenciones que han repercutido en una dotación mayor de nuestros laboratorios en cuanto a equipamientos. No solamente mejoramos en ampliación de espacios, sino en dotación de los mismos, en la experiencia de los profesores y en el prestigio de nuestros estudiantes en el exterior. La prueba de todo esto es que las mejores escuelas europeas de telecomunicación han firmado convenios con nosotros para el reconocimiento de la doble titulación, un hecho que pone de manifiesto el gran nivel de la ETSIT.

¿Qué consejos le daría a los alumnos que deja en la ETSIT?

Que confíen en sí mismos, porque la formación que tienen es muy buena y además está reconocida externamente. Todos hemos pasado, cuando éramos alumnos, por esa fase en que pensamos que lo que nos han enseñado no tiene una aplicación directa con el mundo exterior. Que estén tranquilos porque están perfectamente preparados para rendir a la sociedad ya que su formación es muy buena.

¿Cómo ve el futuro de los ingenieros de Telecomunicación? ¿Están preparados para afrontar los nuevos retos que exige la sociedad actual?

Nuestras tecnologías tienen un handicap, tienen un problema de base y es que la tecnología en telecomunicación está sujeta a la evolución constante. La tecnología que estudian los alumnos al empezar la carrera suele prescribir cuando terminan sus estudios porque hay otra tecnología también de telecomunicación que ha ocupado su lugar. Por eso, es bueno que el estudiante de telecomunicación vaya conociendo tecnologías, que no dejen nunca de estudiar. Nosotros hemos procurado dar una enseñanza que les facilite unas herramientas con las que afrontar los problemas de la mejor manera posible.

¿Qué le diría al nuevo director que salga elegido?

Tres cosas. Primero, que se divierta siendo director de la escuela. En segundo lugar, que tiene en sus manos una herramienta muy potente que la sociedad debe conocer y por tanto debe esforzarse en proyectar esa actividad de la escuela y por último, que trate de gobernar para todo el mundo.

¿Qué es lo que más va a echar de menos de la Escuela?

No, yo no me voy, ésta es mi escuela porque aquí están mis orígenes. Siempre volveré a mi despacho.


Comentaris

por

[…] invito a consultar ambas entrevistas directamente en el blog. En este enlace puedes ver la entrevista que me hicieron a mí y en este otro, la que le hicieron al nuevo director. « Panorama Actual también se hace […]

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.